INYECTOR DE CO2 – ANGIODROID

Slider

Sistema automatizado de inyección de dióxido de carbono para angiografía periférica diagnóstica e intervencionista.

El Sistema de Inyección Angiodroid® es el único inyector totalmente automático dedicado a la Angiografía de CO2.
El inyector de CO2 Angiodroid, incluye muchas características únicas, entre ellas:

  • Pantalla táctil para configurar los parámetros de inyección.
  • Configuración automática de la inyección en pocos segundos.
  • Gestión completa del gas.
  • Dosificación y presión precisa de inyección.
  • Control remoto de inyección

Gracias a la Angiografía Automatizada de Dióxido de Carbond (ACDA), ahora es posible realizar un procedimiento de manera segura sin riesgo de nefropatía inducida por contraste.

Angiodroid Descripción

ANGIODROID EL INYECTOR DE CO2 administra la dosis de CO2 y la presión de inyección para garantizar la seguridad, la eficacia y la repetibilidad durante los procedimientos. La tecnología patentada de ANGIODROID permite inyectar CO2 con una presión constante, reduciendo a cero el riesgo de contaminación durante la gestión del gas.

ANGIODROID EL INYECTOR DE CO2 administra la dosis de CO2 y la presión de inyección para garantizar la seguridad, la eficacia y la repetibilidad durante los procedimientos. La tecnología patentada de ANGIODROID permite inyectar CO2 con una presión constante, reduciendo a cero el riesgo de contaminación durante la gestión del gas.

SEGURIDAD
El dióxido de carbono es un gas totalmente inocuo para el cuerpo: manejamos el CO2 en cada momento de nuestra vida.
En comparación con los medios de contraste yodados, <strong> el CO2 no tiene nefrotoxicidad ni reacciones alérgicas, y no produce hepatotoxicidad. Es un gas completamente seguro para el cuerpo y puede convertirse en un sustituto válido del medio de contraste yodado normal. Es inodoro, incoloro e invisible. Por estos motivos, uno de los principales riesgos en su uso es la contaminación con el aire ambiente, que puede causar embolia.
En el pasado, el kit manual no podía garantizar la inyección de gas CO2 solamente, mientras que hoy, con el inyector Angiodroid, se elimina el riesgo <strong> de contaminación del aire.
Gracias a una sofisticada tecnología patentada, Angiodroid puede controlar el uso de CO2 y garantizar que el único gas utilizado durante el examen angiográfico sea en realidad <strong> CO2 médico.